Swipe to the left

Cómo prepararte para el parto y nacimiento del bebé

1 month ago Sin comentarios

No importa si eres una madre primeriza o si este es tu segundo o tercer parto, siempre debemos estar preparadas porque ningún parto es igual. Es importante conocer qué es normal y qué no a la hora de dar a luz, y cuáles son tus mejores opciones para este momento tan importante. Ahora trataremos de darte algunos consejos sobre cómo prepararte para el parto y nacimiento del bebé para que nada te tome por sorpresa. Lo más importante siempre será que no tengas miedo, esto es un proceso natural y al finalizar podrás disfrutar de tu nuevo y hermoso bebé.

Si ya has entrado en el octavo mes de gestación, debes comenzar a prepararte para el parto. Tu cuerpo poco a poco comenzará a alistarse para que el bebé llegue al mundo. Son muchas las preguntas que pasan por nuestra mente en este momento, así que ahora trataremos de responder las más comunes.

Todo lo que debes saber para prepararte para el parto y nacimiento del bebé

¿Qué es el síndrome del nido?

Aunque en el último trimestre del embarazo las madres comienzan a sentirse muy ansiosas con respecto al parto, pero al entrar en las últimas semanas esta ansiedad baja considerablemente y en muchos casos las madres se sienten mucho más activas y con ganas de limpiar y ordenar la casa. Es a esto lo que llaman síndrome del nido.

Esto suele pasar en gran parte de los embarazos, acompañado con insomnio y una subida de adrenalina. Según los expertos, esto es una activación de los instintos de la madre que busca tener todo listo para la llegada del bebé.

Lo más recomendado es tomarse las cosas con calma y evitar hacer grandes esfuerzos. Hacer caminatas a paso lento de 15 a 30 minutos te ayudará a liberar tensión y al mismo tiempo ayudará al bebé a colocarse en posición de nacimiento. Por supuesto esto debes hacerlo bajo autorización de tu medico obstetra.

¡Llegó el día del parto, ¿qué debo hacer?!

Lo que debes saber para prepararte para el parto y nacimiento del bebé es que depende de si vas a dar a luz de forma natural o si vas a tener a tu bebé mediante una cesárea. En caso de cesárea todo está planificado y tendrás una fecha establecida, así que solo quedará ir al hospital. No olvides llevar una maleta con ropa para ti y todo lo necesario para tu bebé.

Ahora, si el parto es natural no podemos tener completa seguridad de una fecha. Muchos médicos son excelentes para predecir la fecha del parto, pero esta puede adelantarse o retrasarse unos días.

Sabrás que ha llegado el momento del parto por dos motivos, o comienzas a tener contracciones o rompes aguas. Si alguna de estas dos pasa, deberás ir rápidamente a tu hospital. Pero no te preocupes, esto no significa que vas a tener el bebé e ese momento, solo significa que tu labor de parto ha comenzado.

Las contracciones

Si es tu primer parto es bueno que sepas como se sienten las contracciones. Estas se sienten como una presión fuerte en la zona pélvica que dura unos segundos y vuelve a repetirse en intervalos iguales de tiempo.

En algunos casos puedes sentir falsas contracciones en las últimas semanas del embarazo. Estos son los movimientos del bebé acomodándose para nacer. Sin embargo es conveniente avisar a tu médico.

Romper aguas

Algunas mujeres rompen aguas antes de comenzar a tener contracciones fuertes, otras lo hacen en medio de las contracciones y hay otras a las que se le debe inducir la expulsión del líquido amniótico.

La cantidad de líquido depende de cada mujer, pero la realidad es muy alejada a lo que muestran en las películas. Usualmente la cantidad de líquido es equivalente a una taza, pero hay casos donde solo se percibe un leve goteo.

Este líquido es de un color pálido blancuzco y tiene un olor suave. Hay que prestar atención al color del líquido amniótico para informar al médico en caso de que tenga sangre o meconio.

¿Es recomendable recibir la epidural?

La epidural es una anestesia local que se coloca en la zona lumbar de la columna vertebral y anestesia la parte baja del cuerpo, especialmente la zona pélvica. Esta te ayudará a no sentir ningún dolor en el proceso de dilatación, así que si tu médico lo aprueba es recomendable recibirla. Esto te ayudará a prepararte para el parto y nacimiento del bebé. Está comprobado de que esta anestesia no tiene ningún efecto secundario en el bebé ni retrasa el proceso de dilatación.

¡Llegó la hora de traer un bebé al mundo!

Cuando hayas llegado a los 9-10 centímetros de dilatación de tu cuello uterino habrá llegado el momento de pujar para que finalmente nazca el bebé. Como madre podrás elegir quien será tu acompañante durante el parto, ya sea el padre del bebé o algún familiar que te haga sentir cómoda y tranquila.

El médico te pedirá que pujes al momento de tener una contracción. En esta parte pueden presentarse temblores en el cuerpo, evacuación (para evitar esto muchos médicos recomiendan realizar un edema antes del parto), vómitos, e incluso algunas mujeres llegan a tener un orgasmo durante el parto. Todo esto es normal y son reacciones naturales del cuerpo.

¡Ya ha nacido mi bebé!

Después de toda la incomodidad al momento de pujar, ya tienes a tu hermoso bebé en manos. El bebé llora al nacer para acostumbrar a sus pulmones al nuevo entorno y aspirar grandes bocanadas de aire. También es una manera de demostrar su incomodidad al no reconocer este nuevo ambiente fuera del vientre de mami.

Los bebés al nacer están cubiertos de una sustancia pegajosa compuesta por células y secreciones llamada vermix. Esta sustancia protege al bebé durante sus primeros momentos fuera del útero.

Ya tienes a tu bebé contigo y es momento de comenzar la asombrosa aventura de ser madre. Esperamos que te hayan servido estos conocimientos para prepararte para el parto y nacimiento del bebé. Si tienes alguna pregunta, déjanoslo saber en los comentarios y estaremos respondiéndote en cuanto antes.
Posted in: Nacimiento